Your search results

Cómo piensa la banca usar el crowdfunding para la inclusión financiera

Posted by Emfopa on 7 septiembre, 2017
| 0

El crowdfunding está de moda por estos días pues se acerca su regulación y todos quieren hacer parte de esta estrategia de financiación, la banca nacional no es la excepción.

Mientras la Unidad de Regulación Financiera se prepara para presentarle a la industria el documento que reglamentaría la utilización del crowdfunding dentro del sistema financiero, los bancos se preparan para convertir dicho mecanismo en una herramienta más de la estrategia de inclusión financiera.

Asobancaria, el gremio del sector financiero, señala que “concuerda con la posición de la Unidad de Regulación Financiera, mediante la cual el crowdfunding facilita el acceso al crédito a pequeñas y medianas empresas”.

Fuente: Asobancaria

Pero también advierte que “por ser una actividad financiera y un instrumento de canalización de ahorro del público, es un asunto que debe tratarse con sumo cuidado, sujeto a los estándares que nos ha impuesto la Constitución Política de 1991”.

Para este gremio en Colombia en especial se debe tener cuidado con los riesgos de impago, operativo, de liquidación, de lavado de activos, de fraude y de conflicto de intereses, entre otros.

En el caso del riesgo de impago, Asobancaria señala que en el esquema tradicional fue el sistema financiero mismo el que asumió su materialización y lo administra, pero en el crowdfunding debe ser el dueño del capital el que asuma dicho riesgo. Además, muchas plataformas aún no tienen un correcto “due dilligence” de los proyectos por lo que amenazan la protección de los inversionistas.

Puede interesarle: Riesgos, beneficios y preocupaciones del crowdfunding en Colombia

Por otro lado está el riesgo de lavado de activos y financiación del terrorismo, ya que con el sistema financiero tradicional están establecidos los protocolos para evitar dichas actividades pero con las plataformas de crowdfunding se hace más difícil identificar el origen de los recursos debida la cantidad de gente que participa en las mismas.

Asobancaria también advirtió que hay un riesgo operativo por los procesos internos de las plataformas y las constantes amenazas de ataques cibernéticos.

Pero pese a todos los riesgos, el gremio reconoce al nuevo mecanismo de financiación como un nuevo actor en el mercado y señala que “para un correcto desarrollo del ecosistema financiero es necesario que todos los actores involucrados orienten sus expectativas y esfuerzos hacia una estructura de colaboración y complementariedad”.

Para conseguirlo, Asobancaria le pidió al ente regulador “garantizar las mismas reglas de juego para todos y facilitar la adopción de las nuevas tecnologías en la oferta de productos y servicios financieros”.

En ese sentido, agrega además que “se hace fundamental tratar de conciliar los riesgos y controles inherentes a la actividad financiera con los intereses de este sector de la población, con el fin de que, a través de una actividad regulada y vigilada, puedan atenderse necesidades de financiación que hoy no son atendidas”.

Por último, el gremio advierte que “considera innecesaria la creación de una nueva licencia financiera y, en cambio, se sugiere que esta actividad también sea desarrollada por los establecimientos de crédito quienes ya cuentan con la experiencia en la administración de los riesgos antes mencionados y la infraestructura adecuada para la prestación de este servicio”.

De esta forma, lo único necesario sería agregar dentro de las operaciones autorizadas a los establecimientos de crédito, con una ampliación de licencia, algunas acciones “como la promoción de proyectos susceptibles de financiación una vez efectuados los análisis de riesgo correspondientes”, explica Asobancaria.

Recomendado: La URF pone en la lupa el Crowdfunding

Comentários no Facebook